sábado, 3 de mayo de 2014

EL CLIP, AGRÚPALOS TODOS JUNTOS

La Real Academia Española de la Lengua define el clip como el utensilio hecho con un trozo de alambre, u otro material, doblado sobre sí mismo, que sirve para sujetar papeles. En otras palabras, un clip es un trozo de alambre plegado que tiene como finalidad agrupar folios, cartulinas y documentos para mantenerlos unidos y apilados de forma ordenada. Una característica fundamental del clip es que está diseñado para que no dañe las superficies a unir, lo que le convierte en un diseño práctico y utilizado por todos.


Este material de oficina que tiene tantos usos se ha convertido en imprescindible para muchos y utilizado por casi todos. Su invención surge de grandes mentes creativas que, sin lugar a dudas, pusieron su gran imaginación al servicio de la humanidad con una creación tan pequeña, pero a la vez, tan importante.

Teniendo en cuenta los textos de los historiadores, los bizantinos fueron los primeros en utilizar un objeto semejante al clip el cual era fabricado de bronce y por lo mismo, su costo resultaba bastante elevado, sólo era utilizado para unir documentos imperiales.

Samuel B. Fay, en 1867, recibió la aprobación de su patente para sujetar etiquetas en textiles, lo que le convirtió en el primer creador de un artilugio parecido al clip. Su clip fue diseñado originalmente para pegar etiquetas a la tela, pero en el registro se reconoció que podía usarse para tener juntos varios papeles.


Sin embargo, una década después, sería el también norteamericano Erlman J. Wright, quien consiguió una nueva licencia para su invento que serviría para unir papeles, éste, más similar a los actuales clips.

También la historia cuenta que el inventor del clip fue el noruego Johan Vaaler, quién lo tuvo que patentar en Alemania, en 1899, al no existir legislación al respecto en su país. Era un joven inventor con estudios en electrónica, matemáticas y ciencias al servicio de una oficina local de inventos. Sin embargo, no llegó a comercializarlo, lo que si hizo la compañía inglesa Gem Manufacturing, pionera en la industria del clip.


Como curiosidad, a pesar de su inmensa utilidad, y de acuerdo con un estudio realizado en 1990, de cada 100 000 clips:

  • Sólo 5 son usados para papel
  • 5.000 se pierden
  • 14.000 se destruyen mientas se habla por teléfono
  • 8.000 limpian tuberías y uñas
  • 5.000 hacen de palillo mondadientes.


También, como curiosidad podemos indicar que el clip más grande conocido tiene una longitud de 6 metros y pesa casi una tonelada. Se fabricó en 1998 en Amherst, Canadá; una empresa de inversiones lo compró en 2001 y lo expone en Massachusetts, Florida.